EL DÍA EN QUE ELLAS GOBIERNEN

EL DÍA EN QUE ELLAS GOBIERNEN

Para la especialista en marketing político, Gisela Rubach Leuters, las mujeres necesitan participar más en política, ya que considera, se necesitan cambios reales. “Queremos verlas gobernando y depende de cada una de nosotras y lo que vamos a hacer para que eso suceda”.

POR MIRIAM DÍAZ HERNÁNDEZ

En exclusiva para LIDER, Rubach Leuters, la estratega de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto, nos comparte su visión en desde una óptica política, desde donde habló de la situación actual de las mujeres en la política nacional e internacional. “Las mujeres somos mayoría y deberíamos de arrasar en las elecciones, sin embargo, no votamos por nosotras mismas, lo hacemos por los hombres, y si una mujer llega al poder, no le abre la puerta al poder a otras mujeres”.

En ese sentido, explicó que cada vez existen más casos en que la realización profesional, se sobrepone a la personal, “la mujer en México, cada vez busca más su realización profesional y luego la familiar. Vemos mujeres jóvenes entrando en la política por buscar esa parte de hacer algo”.

No obstante, la mayoría de los casos de éxito del género han tenido que enfrentar diversos obstáculos –por ejemplo, para asumir puestos de nivel jerárquico alto-, como salarios menores a los del género masculino, es por ello que admite, que si bien se están desarrollando a nivel público y privado diferentes estrategias para asegurar la igualdad de género, al parecer no son suficientes para que las mujeres accedan a puestos de trabajo de liderazgo.

Y es que de acuerdo con informes de la firma Deloitte México, sólo el 12 por ciento de las mujeres accede a puestos en consejos de administración. En cuanto a puestos directivos o presidenciales, la cifra es menor: sólo un cuatro por ciento de ellas lo logra.

En el reporte se analizan las estrategias y esfuerzos de más de 40 países por incrementar el número de mujeres que participan activamente en puestos de trabajo de alto rango. Los países europeos ocupan los primeros puestos en cuanto a igualdad de género, mientras que los de América Latina ocupan los más bajos.

 

EL CAMBIO GENERACIONAL FEMENINO

Para Rubach Leuters existen diferentes motivos que explican este fenómeno. Si bien la mayoría de las mujeres profesionales tiene más preparación académica que los hombres, la cuestión familiar hace que éstas dejen en un segundo plano su profesión. El cuidado de los niños, sigue siendo hasta hoy una prioridad para la mujer. Si bien esta tendencia está cambiando con los años, todavía falta mucho por hacer para que hombres y mujeres se dividan equitativamente las tareas familiares y del hogar.

Otra de las razones por las que las mujeres son minoría en los puestos directivos es que existen muy pocos programas de formación y capacitación que las preparen para puestos exigentes y de liderazgo. Esto, sumado a la poca o nula experiencia en el sector, se traduce en una falta de igualdad corporativa.

En materia de género, México tiene aún mucho por hacer para asegurar la igualdad de hombres y mujeres. Las políticas públicas y empresariales no son suficientes, sino que debe generarse un cambio social y cultural en búsqueda de la equidad.

Compartir