MÉXICO PUEDE SUPERAR OBSTÁCULOS CON DECISIONES INTELIGENTES

MÉXICO PUEDE SUPERAR OBSTÁCULOS CON DECISIONES INTELIGENTES

Desde el Instituto Nacional de Ecología la investigación científica genera innovación y tecnología que resuelve problemas completos, advierte en entrevista con LIDER su director, Miguel Rubio Godoy.

POR ELISA GUADARRAMA

La apuesta del Instituto de Ecología (INECOL) es hacia la juventud, más allá de los baches económicos que azotan al país y por ende repercuten en el Instituto, es la semilla del hoy que brotará mañana, la que marcará un precedente importante en materia de divulgación de ciencia y tecnología.

A escasos meses de asumir el cargo, el director general Miguel Rubio Godoy nos compartió que encontró un Inecol sano, bien posicionado y que este año cumple 42 años como institución dedicada a la investigación de la biodiversidad nacional.

Con el segundo herbario más importante del país, el trabajo de este Instituto consiste –entre otras cosas-, en realizar el catálogo de plantas y animales de México, sin embargo, este año el recorte presupuestal afectó los rubros de la ciencia, tecnología y cultura, en ese sentido, el entrevistado explicó que pese a ello no se puede perder lo logrado, “siempre hemos tenido la inquietud de utilizar el conocimiento que generamos para resolver problemas concretos”, detalló que por ello cuentan con la unidad de servicios profesionales como medio de vinculación para generar ingresos propios.

 POR RECORTE, ”CASTIGAN” PROGRAMAS Y PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Aseguro que derivado del ajuste al presupuesto se han tomado medidas emergentes, por lo cual se han restringido en gastos y recursos, “hemos tenido que restringirnos en cuanto a gastos y usar los recursos para lo indispensable, como nómina y pago de servicios”.

En ese sentido admitió que se tuvieron que “castigar” algunos programas como los proyectos de investigación a fondo semilla del instituto. Abundó que algo que sigue vigente es el programa Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica en niños y jóvenes, que tiene la finalidad de hacerlos embajadores del Inecol.

Es muy importante difundir una cultura científica entre la sociedad, que no significa que la gente sepa resolver ecuaciones, sino que se reconozca su valor, que vean que la investigación científica genera innovación, tecnología que resuelve problemas completos, que genera beneficios económicos, que hace que nuestra huella en el entorno sea menos nociva o incluso regenerar el daño causado, que se den cuenta que no es un gasto sino una inversión.

Lo que hacemos es organizar los programas, pensarlos muy bien, invitar a los profesores de las escuelas y les damos entrenamiento básico, les decimos qué queremos lograr y después ellos son como una caja de resonancia que lo difunden y llevan a un número gigante de escuelas y alumnos. Tenemos un alcance más amplio, añadió.

Y es que apuntó que lo que se busca es una vía para ampliar la oferta de servicios que ofrecen y tratar de generar nuevos clientes y/o mercados. “También otra forma de reinventarnos es que, por ejemplo, sí somos muy buenos en materia científica, estadística, análisis espacial de distribución de organismos; estamos reconocidos como líderes académicos no solo en México sino en Latinoamérica, pues tratamos de vender un poco esos servicios. La intención es hacernos más autosuficientes sin pervertir al Inecol, sin convertirnos en una asociación con fines de lucro. Queremos generar recursos que nos permita salir de este bache”.

Rubio Godoy comentó que esperan que sea un periodo transitorio, por ello, la apuesta a los niños y jóvenes.

Compartir