EL PRI DEBE REPLANTEARSE O MORIR

EL PRI DEBE REPLANTEARSE O MORIR

Ivonne Ortega está convencida de que para superar los problemas de pobreza, crecimiento económico y educación que enfrenta el país, es necesario revisar y replantear las políticas públicas que desde 1982 y 1988 se mantienen sin variación.

POR AYS LIRA ORDAZ

Mujer de convicciones, heredera de la mística de trabajo y esfuerzo para alcanzar las metas personales, la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega destacó en entrevista exclusiva para REVISTA LIDER que en su encuentro con la sociedad puede percibir que la población se muestra molesta, no sólo con un partido sino con toda la estructura partidista del país.

Refiere que han pasado 39 años y no hemos discutido la política económica, discutimos IVA en alimentos y medicinas, IVA en la frontera, miscelánea fiscal pero no la política económica en nuestro país, y no tengo que ser especialista para saber que no está funcionando la política, el nivel de vida lo muestra. Hay riqueza, pero no han sabido distribuirla, recalcó.

Con la experiencia acumulada como autoridad pública municipal y estatal, reconoce también que la política social instrumentada desde hace 29 años en el país tampoco ha funcionado, “le hemos metido cuatro billones de pesos de 1988 a la fecha (…) entonces habían 53 millones de pobres y 29 años después hay 55.3 millones, (la política social) no está funcionando porque es una política asistencial”.

A las deficiencias en las políticas económicas y sociales del país suma las que se presentan en materia educativa, donde advierte “no se aprovecha el potencial y talento de las y los niños, tu lugar en la escuela lo define tu edad y no tu capacidad… En Alemania tienen un programa detector de talentos que permite que esos talentos de manera natural sean desarrollados. Por eso tienen a los mejores profesionistas”.

CASTIGO EJEMPLAR ANTE LA CORRUPCIÓN

En el tema de corrupción no duda en plantear el castigo sin piedad a altos funcionarios municipales, estatales o federales. Pero aclara que en la aplicación de la ley también debe castigarse al corruptor “porque para que haya corrupción se requiere de un corruptor”, y propone “el castigo a funcionarios debe dividirse, de mandos medios para arriba sin ninguna piedad, y de mandos medios para abajo a partir del análisis de responsabilidades y percepciones salariales”, ya que considera “si el estado pide lealtad a sus empleados el estado tiene que actuar con lealtad”.

Compartir